llegada: habitación: huéspedes:

Ubicación central

Neustadt, el distrito más grande de Europa al estilo „Wilhelminian“ (época arquitectónica desde la guerra franco-alemana hasta la primer guerra mundial)

El hostal está ubicado en el centro del distrito Neustadt, que se encuentra al lado opuesto del río Elba y del centro histórico de Dresden. Para llegar allí sólo hay 4 paradas del tranvía o a pie aproximadamente 30 minutos.

Neustadt es el centro cultural de Dresden. No encontrarás en ninguna otra parte tantos clubs, eventos, tabernas, arte al aire libre, etc. Especialmente en verano, muchos turistas y residentes se sientan en la acera para tomar una cerveza y charlar. Aquí todavía viven juntos los punks con abogados en una mezcolanza colorida de diferentes filosofías y culturas en donde la vida continúa expresándose en la calle, especialmente durante el famoso festival de la ciudad, „República Colorida de Neustadt“ („Bunte Republik Neustadt“) a mediados de junio.

Por favor haz clic en la imagen para agrandarla...

Photo

Vista previa de imágenes

Vista previa de imágenes

Vista previa de imágenes

Vista previa de imágenes

Vista previa de imágenes

Vista previa de imágenes

Vista previa de imágenes

Vista previa de imágenes

Vista previa de imágenes

Vista previa de imágenes


Haz clic para ampliar las imágenes

90% de los edificios existentes se erigieron en una época arquitectónica conocida bajo el estilo de „Wilhelminian“ (época desde la guerra franco-alemana, 1870-71 hasta la primera guerra mundial). Mientras que el centro histórico fue totalmente destruído durante el bombardeo de febrero del 1945, el daño no fue tan devastador en Neustadt („ciudad nueva“ en español). El nombre es un poco irónico porque en realidad aquí existen algunos de los edificios más antiguos de Dresden.

Durante la República Democrática Alemana, Neustadt no era nada atractiva. Casi ningún apartamento tenía cuarto de baño y el inodoro se encontraba normalmente fuera del apartamento. La calefacción funcionaba sólo a base de carbón. La desintegración de Neustadt tanto en su estado físico como social tuvo sus consecuencias lógicas. Se originó un campo libre para grupos marginales y personas que nada tenían que ver con el régimen de la Alemania comunista. En Neustadt hubo lugar para un estilo de vida fuera de toda convención. A los grupos recién llegados pertenecían sobre todo gente joven, la gran mayoría eran estudiantes y artistas, quienes se adueñaban ilegalmente de apartamentos deshabitados. A razón de tales grupos el distrito adquirió una nueva identidad: El „Colorido Neustadt“ („Bunte Neustadt“) se engendró, una imagen que todavía está viva.

Después surgió un “Gran Cambio” (“Die Wende”), el cual tuvo un efecto significativo en todos los habitantes de Neustadt. Tal fenómeno no sólo tuvo que ver con la dimensión política, sino también con la conflagración de una utopía en cuanto a un sentimiento colectivo innato: ¡juntos somos fuertes y podemos alcanzar algo, todo es posible! La esperanza y, lo que es evidente en retrospectiva, esta ilusión liberaron una energía formidable.

El año de 1990 se puede analizar como año crucial para el desarrollo próximo de Neustadt. Nunca, antes o después, se ha sentido tal transcendental libertad. Proyectos, tabernas e iniciativas aparecieron como setas en el suelo. No había ninguna autoridad que puediera prohibir tal brote. La ausencia de cualquier autoridad se gozó con entusiasmo.

Por su ubicación primordial y sus atractivos en su construcción antigua, Neustadt se convirtió en área de gran interés para los inversores. Desde 1991 se reconoció oficialmente como área de reconstrucción y se ha transformado hasta ahora de aquella triste soledad a un distrito precioso, central e intacto.

Esto resultó en la comercialización. ¡Fuera con los que se adueñan de casas a la fuerza, con los que no pagan el alquiler, con las tabernas ilegales¡, y ¡venga la variedad en las tabernas (sin ninguna comparación en toda Alemania) y las pequeñas tiendas de ropa cara, la campaña anti-grafitti, etc.!

El que decida quedarse con nostros sabrá que este distrito es el de más vida en Dresden. Por un lado esto quiere decir que tenemos dichas tabernas y locales de entretenimiento a la entrada de casa. Por el otro lado también, habría que tolerar en ocasiones un cierto nivel de ruido por las noches porque a algunos en las tabernas o a quienes caminan por las calles no les gusta hablar en voz baja.